string(2) "es"

Auditorías de aire

Tanto si pretende actualizar o cambiar su red de compresores, como si sólo desea incrementar la eficiencia energética de su instalación, una auditoría de aire es un buen punto de partida.

Logo_airINSITE_CompAir_Hydrovane

Las auditorías de aire comprimido son un medio eficaz para identificar el uso de la energía y valorar sus necesidades.

Además de auditar su sistema de aire comprimido, recomendamos comprobar periódicamente las fugas de aire como parte de sus procedimientos de mantenimiento rutinario.

Un sencillo estudio de detección de fugas puede identificar problemas rápidamente para adoptar medidas inmediatas que se traducirán en ahorro.

Cómo auditar el aire comprimido

Las auditorías de aire pueden ser tan sencillas o exhaustivas como desee. Se llevan a cabo instalando una unidad de registro de datos en cada compresor de la red durante un tiempo determinado. Los resultados permitirán analizar, por ejemplo, la presión de aire, el consumo de energía y el caudal.

A continuación, nuestros técnicos utilizarán la información para ofrecerle recomendaciones que le ayudarán a seleccionar la capacidad y la combinación adecuadas de compresores de velocidad constante y variable. La auditoría de aire comprimido también permite identificar si es conveniente utilizar una máquina nueva y más eficiente, actualizar la red o las canalizaciones o mejorar el control del compresor. De esta forma, podremos asesorarle sobre las mejoras que puede efectuar en su red para reducir las fugas y ahorrar dinero.

También es importante saber que un sistema de canalización de calibre insuficiente, con demasiados codos y empalmes o demasiado largo puede reducir la presión del aire. CompAir también puede recomendarle cómo proceder para obtener el máximo rendimiento de su red

Los 5 objetivos principales de la auditoría de aire comprimido

Herramienta Airinsite

  • Demanda y suministro de aire: asegúrese de que dispone de los compresores adecuados para satisfacer con eficiencia sus necesidades de aire
  • Localice las fugas: las fugas de aire derrochan energía y dinero
  • Evite los excesos de presión: implican un mayor gasto y aumentan el riesgo de fugas, considere sus necesidades. La reducción de presión puede resolver muchos problemas
  • Canalizaciones inadecuadas: las tuberías viejas o de dimensiones incorrectas y el exceso de empalmes pueden reducir la eficiencia del sistema de aire comprimido
  • Mantenimiento del sistema de compresión: cambie los filtros de aire y aceite, los separadores y los lubricantes en el momento justo, no cuando sea tarde y perjudiquen al sistema de compresión
Video thumbnail

Haga clic para ver el vídeo.