string(2) "es"

Fabricación industrial

El aire comprimido es una fuente de energía fundamental: hasta un 70% de las industrias lo utilizan en sus operaciones.

Las empresas que dependen del aire comprimido para garantizar el éxito de sus procesos de fabricación no pueden dudar del nivel de pureza del aire, porque cualquier contaminación podría poner en peligro la seguridad y calidad del producto.

Entre los usos habituales del aire comprimido en la industria manufacturera, se incluyen:

  • Equipos de acabado mediante aerosol — para vaporizar la pintura de modo que se pueda aplicar a los componentes y los productos.
  • Herramientas neumáticas — las herramientas neumáticas son preferibles a las eléctricas, ya que son más ligeras y fáciles de manejar.
  • Equipos neumáticos de elevación — los elevadores neumáticos se pueden utilizar en una gran variedad de operaciones.
  • Chorro de granalla — el aire se utiliza para propulsar el grano o el chorro de granalla en operaciones de limpieza.
  • Refrigeración y calentamiento — el aire se utiliza en un tubo de vórtice para crear grandes volúmenes de aire caliente y frío para procesos de calentamiento y refrigeración industriales.
  • Limpieza — el aire se utiliza para procesos de limpieza en las instalaciones de fabricación.

Cuando elige un compresor CompAir sin aceite, no sólo obtiene las ventajas de una fuente de aire limpio garantizada.

Nuestras tecnologías sin aceite también le reportan importantes ahorros de energía y beneficios medioambientales, por lo que se están convirtiendo en la elección preferida de los operadores que deseen mejorar su huella de carbono.