string(2) "es"

Productos químicos

La demanda impuesta por los equipos de la industria química es particularmente alta. Los gases tóxicos, corrosivos e inestables forman parte con frecuencia del proceso de producción.

Es indispensable mantener la pureza del producto. Para ello, existen los estrictos controles de calidad que aseguran que los fabricantes suministren a sus clientes productos químicos de máxima calidad.

En muchas aplicaciones, el aire comprimido entra en contacto con el proceso al que sirve, por lo que la calidad del aire es fundamental.

La presencia de contaminantes en el aire comprimido (por ejemplo, aceite) puede dar lugar a un costoso desperdicio y a la pérdida de producción, con el riesgo añadido de no poder suministrar el producto a sus clientes a tiempo.

Entre los usos habituales del aire comprimido en la industria química, se incluyen:

  • Aire de proceso — aire utilizado en contacto directo con el producto para su limpieza, aireación y traslado.
  • Cilindros y válvulas de control — el aire comprimido controla los equipos utilizados en el proceso de fabricación.
  • Manejo de materiales — los sistemas de bombeo de fluidos que funcionan con aire se utilizan en entornos volátiles sin riesgo de explosión.
  • Generación de nitrógeno — el aire se filtra por una membrana para producir nitrógeno que se utiliza en una gran variedad de aplicaciones químicas.
  • Cortinas de aire — para crear un área limpia y segura.
  • Secado de productos — el aire se mezcla con el producto para acelerar el proceso de secado.

Para cumplir con la normativa de la industria, hemos desarrollado una gama de innovadoras máquinas sin aceite que aseguran un suministro eficiente y fiable de aire de alta calidad.

Video thumbnail

Haga clic para ver el vídeo.